Morari Arquitectura

  • Morari Arquitectura
    Raíz latina de la palabra morar. Significa retardarse, entretenerse, obrar con lentitud, pararse y como sentido derivado de pararse en un lugar, ambién significa permanecer, habitar.
     
    Morari refleja la esencia del despacho al hablar de un detenimiento de un silencio, de una reflexión profunda de la que derivan nuestros proyectos.
     
    La arquitectura a la que aspiramos es la que permita al usuario morar, no solo habitar o transitar, si no estar en ella de una manera trascendente. La arquitectura a la que aspiramos debe ser evocativa y defender el silencio y la lentitud de nuestro mundo experiencial.
     
    Roberto Ramírez Arquitecto
     
     
     
     
     



  • El logotipo
    El logotipo busca evocar el detenimiento, haciendo uso de la progresión de los espacios cada vez más prolongados entre letra y letra, basándonos en la sucesión Fibonacci para lograr una lógica y coherencia espacial, terminando con un punto final que nos certifica el silencio.

    “El logotipo busca evocar el detenimiento, la reflexión hacia la transformación
    de su propia composición para llegar finalmente al silencio en el que decide morar”.